647 938 591 | info@alandalusphototour.com | Granada – Andalucía – España

Fotografía de paisaje: El uso de filtros en nuestras fotografías

El filtro gris neutro (ND)

Aunque no corresponde exactamente a la realidad, hay efectos fotográficos que no son naturales pero si muy apreciadas por un gran público como el efecto del trazado de las estrellas por la noche o el efecto del agua sedosa en una cascada o la captación del agua espumosa o hasta neblinosa en el mar.

Para conseguir éstas imágenes se precisa intensidades bajas de luz para poder hacer largas exposiciones, en la fotografía nocturna esas condiciones son habituales en cambio en la fotografía diurna en algunas situaciones nos “sobra” luz.

Para conseguir el efecto sedoso en el agua podemos cerrar el diafragma y bajar el ISO e incluso “polarizar” nuestro filtro polarizador al máximo pero aun así puede que no llegamos a la lenta velocidad deseada, por ejemplo podemos “quedar” todavía en 1/60 segundo. Aquí entra en juego el filtro gris neutro; si empleamos un filtro de una intensidad de por ejemplo tres pasos de diafragma, bajaremos del 1/60 hasta 1/8 de segundo, una velocidad que sí permite el efecto deseado.

Hay muchos tipos de filtros con diferentes intensidades, se puede optar incluso por adquirir un filtro variable que al girar su anillo de ajuste permite intensificar o desintensificar su efecto.

Con el uso de este filtro también nos puede aparecer el viñeteo, sobre todo si lo empleamos junto con un filtro polarizador, el hecho de usar versiones “slim” nos puede paliar este efecto.

También se recomiendo utilizar el filtro con moderación, si lo utilizamos para realizar exposiciones de más de varios segundos podemos observar cómo se pierden texturas y ondulaciones en el agua de una cascada o en las olas del mar.

Aquí un ejemplo de filtro gris neutro variable, que permite ajustar las intensidades de luminosidad sin necesidad de cambiar de filtros, algo que facilita mucho el trabajo a la hora de fotografiar en zonas de agua y evitar complicaciones. La imagen de la izquierda muestra el filtro en su posición mínima, en la foto de la derecha está a su máximo. Al igual que en el caso de los polarizadores y de los filtros degradado gris, aquí también hay mucho oferta de marcas y modelos, tanto en los “fijos” con en los variables, con sus respectivos calidades y precios.

 

 

Los filtros de renombrados marcas (con sus correspondientes elevados precios) suelen ofrecer garantías en cuanto a calidad óptica y duración. Hay de marcas bastante más baratas, con una razonable calidad, cuando se trata de filtros variables es aconsejable tener cuidado con emplearlos a su máximo, ya que fácilmente pueden aparecer distorsiones, muchas veces en forma de zonas obscuras cruzados.

En este caso se ve claramente la diferencia al aplicar un filtro gris neutro; en la primera imagen del mar se ha empleado ya una velocidad relativamente lenta (1/6 s) para poder congelar el movimiento de las olas.

La segunda imagen muestra el efecto del filtro, en esta misma situación su empleo ha permitido bajar drásticamente la velocidad  de exposición (13 s) lo que ha permitido crear el deseado efecto sedoso del agua.

Aquí dos ejemplos más, realizados durante una excepcional riada en Río Tinto, la primera imagen con una velocidad alta para congelar las gotas (1/320 s), la segunda con el filtro puesto para crear el efecto seda a una velocidad de ¼ s.

 

 

 

 

 

 

 

 

En mi opinión lo mejor sería en caso de encontrar una composición de interés, probar el filtro con diferentes intensidades si es un filtro gris neutro variable, o probar varios filtros “fijos” a la vez, observar los resultados y ajustar la velocidad a nuestras preferencias.

¡¡¡Suerte!!!

 

 

Gracias por compartir
AL ANDALUS PHOTO TOUR
 
@Todos los derechos reservados

Envía tu dirección de email:

×

Por favor.

Haga clic en nuestro asesor para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico: info@alandalusphototour.com

× WhatsApp